Neuropatía

La neuropatía se refiere al daño neurológico originado por la diabetes. Cerca de la mitad de las personas con diabetes tienen algún tipo de daño neurológico. Si ha tenido la enfermedad por muchos años, la probabilidad de verse afectado es mayor. Una de las formas de prevenir o retrasar el daño neurológico es mantener la glucemia dentro de los niveles establecidos por su médico.

Neuropatía periférica

Si tiene alguno de los siguientes síntomas, puede tener neuropatía periférica:

  • Hormigueo (sensación de cosquilleo)
  • Dolor y aumento de la sensibilidad
  • Adormecimiento o debilidad
  • Llagas abiertas en los pies y las piernas
  • Sensación de que la forma de los músculos y huesos puede haber cambiado

Si tiene alguno de estos síntomas, pídale a su médico que revise sus pies en cada cita médica. Asegúrese de hacerse una revisión completa de los pies al menos una vez al año. Si ya tiene algún problema en los pies, debe hacerse revisiones con mayor frecuencia. Siga los pasos para revisar sus pies usted mismo de manera regular.

Neuropatía autonómica

Este tipo de daño neurológico afecta a los nervios que controlan los sistemas del cuerpo. Algunos de los sistemas afectados son:

  • Sistema digestivo
  • Tracto urinario (vejiga)
  • Órganos sexuales
  • Corazón y vasos sanguíneos
  • Glándulas sudoríparas
  • Ojos

Un síntoma común es la parálisis de la vejiga, que puede generar infecciones en el tracto urinario. También puede provocar disfunción eréctil cuando afecta a los nervios que controlan la erección durante la excitación sexual.

En algunos casos, puede afectar al estómago y provocar gastroparesia. En otros casos, el estómago pierde la capacidad de mover alimentos por el sistema digestivo, provocando vómitos e hinchazón. También puede cambiar la velocidad de absorción de los alimentos y dificultar la combinación de la dosis de insulina con las porciones de las comidas.

En la próxima cita, consulte con su médico todas las dudas que tenga sobre el sistema digestivo, tracto urinario, órganos sexuales, vasos sanguíneos, corazón, glándulas sudoríparas y ojos.

Otros tipos de neuropatía (daño neurológico)

  • Artropatía de Charcot: este tipo de neuropatía suele ocurrir en los pies y genera la pérdida de la mayoría de las sensibilidades. También se puede perder la estabilidad del pie, y caminar empeora la condición. Si ya tiene un daño neurológico, el riesgo de tener la artropatía de Charcot es alto. Observe los síntomas, como sudoración, enrojecimiento, calor, pulso fuerte y falta de sensibilidad en el pie, y visite a su médico si tiene alguna duda.
  • Neuropatía craneal:este tipo de daño neurológico afecta a los nervios que controlan la visión, el movimiento ocular, la audición y el gusto. Suele afectar a los nervios que controlan los músculos oculares y provoca dolor en un lado de la cara cerca del ojo afectado. El músculo ocular puede paralizarse y provocar visión doble.
  • Mononeuropatía compresiva: ocurre cuando se daña un solo nervio. Los síntomas son, entre otros, adormecimiento, hinchazón, pinchazos en los dedos con o sin dolor al conducir un automóvil, tejer o descansar de noche.
  • Neuropatía del nervio femoral: es la más común en las personas con diabetes tipo 2. Puede comenzar como un dolor en una nalga seguido por debilidad muscular, y los músculos afectados se atrofian.
  • Neuropatía focal: provoca debilidad o dolor repentinos. Puede causar visión doble, dolor en la nalga o en otras partes del cuerpo, o parálisis en un lado de la cara (parálisis de Bell).
  • Radiculopatía torácica/lumbar: afecta un músculo del pecho o de la pared abdominal. Ocurre con más frecuencia en las personas con diabetes tipo 2. Las personas con esta condición mejoran con el tiempo.
  • Pie caído: ocurre cuando el nervio peroneo de la pierna se daña por compresión o enfermedad vascular. Cuando sucede esto, no se puede levantar el pie. Las personas con esta condición mejoran con el tiempo.

Video