Cuidado de los pies

Si tiene diabetes, es importante cuidar sus pies para evitar serios problemas, como daños neurológicos. Con el tiempo, la hiperglucemia puede dañar los nervios y causar problemas en la manera en que la sangre fluye por el cuerpo.

A su vez, esto puede generar problemas en los pies, como hormigueo (sensación de cosquilleo) o pérdida de sensibilidad. Si no la nota o no la hace tratar, una llaga se puede infectar y ocasionar más problemas de salud.

Si nota alguna advertencia, como hormigueo o ardor en los pies, pérdida de sensibilidad, o cambios en la coloración o forma de los pies, llame a su médico de inmediato.

Siga estos consejos para tener pies saludables:

  • Revise sus pies todos los días en busca de cortes, enrojecimiento, ampollas e hinchazón.
  • Llame a su médico si la condición no mejora.
  • Lave sus pies con agua tibia y séquelos con cuidado.
  • Aplique loción sobre y debajo de los pies, pero no entre los dedos.
  • Mantenga las uñas cortas.
  • Nunca camine descalzo. Use zapatos y medias en todo momento.
  • Levante los pies cuando esté sentado y mueva los dedos y tobillos para que la sangre fluya..
  • No fume.
  • Trabaje con su médico para mantener la glucemia en un nivel adecuado para usted.

Use zapatos siempre y siga estos consejos:

  • Use zapatos o zapatillas siempre.
  • Use zapatos que le cubran los pies y los talones.
  • Use calcetines con los zapatos siempre, para evitar que rocen la piel y para mantener los pies secos.
  • Use calcetines blancos de algodón para poder reconocer de inmediato si tiene un problema (sangrado o pus).
Cuando detecte un problema en los pies, avísele a su médico o enfermero de inmediato.

Descargue la Guía para una vida saludable con diabetes para más información sobre cómo cuidar sus pies.

Video