El corazón

Las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de tener infartos o accidentes cerebrovasculares. Hay una relación entre la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y los accidentes cerebrovasculares. De hecho, dos de cada tres personas con diabetes mueren por enfermedades cardiovasculares o accidentes cerebrovasculares.

Prevención de complicaciones cardiovasculares

Aunque tenga diabetes, hay medidas que puede tomar para reducir el riesgo de tener enfermedades cardiovasculares. A continuación, hay algunas recomendaciones de la Asociación Americana de la Diabetes para reducir el riesgo:

  • La prueba de A1C: mantenga la A1C en los niveles recomendados por su médico. El estudio le brinda un panorama más claro sobre su nivel promedio de glucemia en los últimos dos a tres meses. Indica qué tan bien funciona su plan de tratamiento para la diabetes.
  • La presión arterial: si tiene hipertensión arterial, el corazón trabaja más de lo que debe. Esto también aumenta el riesgo de tener enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares u otros problemas. Dos de cada tres personas con diabetes indican que tienen hipertensión arterial o toman medicamentos para bajar la presión arterial. La presión arterial saludable debe estar entre 120/80, mientras que la hipertensión arterial temprana está entre 120/80 y 140/90.
  • El colesterol: el nivel de colesterol mide la cantidad de grasa en la sangre. Las lipoproteínas de alta densidad (HDL), o colesterol “bueno”, ayudan a proteger el corazón, mientras que las lipoproteínas de baja densidad (LDL), colesterol “malo”, pueden tapar las arterias. Los triglicéridos son otro tipo de grasa en la sangre que pueden aumentar el riesgo de tener infartos o accidentes cerebrovasculares.

Las mujeres con diabetes y las enfermedades cardiovasculares

Las mujeres con diabetes tienen otro riesgo. Aunque la tasa de diabetes tipo 2 entre hombres y mujeres es similar, las mujeres tienen el doble de riesgo de tener enfermedades cardiovasculares. La buena noticia es que pueden hacer algo para bajar el riesgo.

Hacer actividad física con más frecuencia es una buena forma para que las mujeres con diabetes bajen el riesgo de tener infartos o accidentes cerebrovasculares. Aunque las mujeres están más protegidas contra las enfermedades cardiovasculares antes de la menopausia, el riesgo cambia con la diabetes tipo 2.

Recientemente, la Asociación Americana de Cardiología rnotó que las mujeres afroamericanas e hispanas con diabetes tipo 2 tienen una tasa más alta de enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares que los hombres con diabetes. Según la Asociación Americana de Cardiología, las mujeres pueden necesitar actividad física con mayor frecuencia e intensidad para reducir el factor de riesgo.

Estas son algunas ideas para hacer más actividad física:

  • Caminar o correr
  • Poner música y bailar en la casa
  • Jugar con los niños en el jardín
  • Nadar en una piscina cubierta en un centro comunitario
  • Ir al gimnasio
  • Andar en bicicleta

Si usted es mujer y tiene diabetes, tome las riendas de su salud haciendo cambios positivos, como comer sano y hacer más actividad física.. Además, observe los distintos factores de riesgo que contribuyen con las enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares, y asegúrese de seguir las recomendaciones para reducir el riesgo.

Video