La piel

La diabetes puede afectar todas las partes del cuerpo, incluyendo la piel. Hay problemas de la piel que puede tenerlos cualquier persona, mientras que otros son específicos de la diabetes.

Condiciones generales de la piel

Las personas con diabetes son más propensas a padecer condiciones comunes de la piel, incluyendo infecciones bacterianas y fúngicas, y picazón.

  • Infecciones bacterianas: las infecciones bacterianas suelen provocar ardor, hinchazón, enrojecimiento y dolor en los tejidos. Distintos tipos de bacteria puede generar infecciones, y el estafilococo es la más común. Puede reducir la probabilidad de tener infecciones con buenos cuidados de la piel. Si cree que tiene una infección bacteriana, visite a su médico.
  • Infecciones fúngicas: las personas con diabetes suelen tener un hongo del tipo de la levadura llamado Candida albicans, que causa erupciones pruriginosas húmedas, zonas rojas rodeadas por ampollas pequeñas y escamas. Estas infecciones suelen desarrollarse en los pliegues cálidos y húmedos de la piel, incluso debajo de los senos, alrededor de las uñas, entre los dedos de las manos y los pies, en las comisuras de la boca, debajo del prepucio de los hombres circuncidados, y en las axilas y la ingle. Otros tipos comunes de infección fúngica son la tiña crural, el pie de atleta, la tiña y las infecciones vaginales que generan picazón. Si cree que tiene una infección fúngica, visite a su médico.
  • Picazón: la diabetes suele generar picazón debido a la sequedad de la piel, mala circulación o candidiasis. Si tiene mala circulación, podría sentir picazón en la parte inferior de las piernas. Una de las formas de tratar la picazón es limitar las veces que se baña, en especial si hay poca humedad. También puede utilizar jabón neutro y cremas o lociones humectantes después de bañarse.

Condiciones de la piel generadas por la diabetes

Las siguientes son las condiciones más comunes en las personas que tienen diabetes.

  • Acantosis nigrican: es una condición que genera zonas tostadas o marrones en la piel alrededor del cuello, las axilas y la ingle. Es más común en las personas con sobrepeso. Hay cremas que ayudan a mejorar la piel.
  • Dermopatía diabética: suelen verse zonas escamosas de color marrón claro, que pueden ser ovaladas o circulares. Algunas personas creen que son manchas de la edad. Son provocadas por cambios en los vasos sanguíneos pequeños y suelen aparecer en la parte delantera de ambas piernas. No duelen, no sangran ni pican, y se consideran inofensivas.
  • Necrobiosis lipoídica diabética: esta condición genera ronchas que, al principio, parecen una simple elevación y luego se convierten en una cicatriz brillante con un borde muy fuerte. A veces, la zona puede picar y doler, y las ronchas se pueden abrir. Es una condición rara más común en las mujeres adultas. Sólo requiere tratamiento si las ronchas se abren.
  • Reacciones alérgicas: observe si tiene reacciones alérgicas a los medicamentos que toma para la diabetes. Si se inyecta insulina, revise si tiene erupciones, depresiones o bultos en la zona inyectada. Consulte con su médico si tiene síntomas de alergia.
  • Ampollas diabéticas: si tiene hiperglucemia, podría tener ampollas diabéticas en la parte posterior de las manos y los pies, en los dedos de las manos y los pies, y a veces en las piernas o antebrazos. No duelen ni presentan enrojecimiento alrededor, y se curan solas en unas tres semanas.
  • Eruptive xanthomatosis es otra condición que puede ocurrir si tiene hiperglucemia. Son bultos firmes y amarillos que pican y tienen el tamaño de un guisante con una aureola roja. Suelen aparecer en la parte posterior de las manos, pies, brazos, piernas y nalgas. Es más común en los hombres jóvenes con diabetes tipo 1 y suelen desaparecer cuando la diabetes está bajo control.
  • Esclerosis digital: cerca del 30 por ciento de las personas con diabetes tipo 1 fuera de control tiene piel dura, gruesa y cerosa en la parte posterior de las manos, dedos de los pies, y a veces en la frente. Puede provocar rigidez en las articulaciones de los dedos de las manos, y que los dedos no se muevan como deberían. A veces, afecta a las rodillas, tobillos y codos. El único tratamiento es bajar la glucemia hasta un nivel adecuado.
  • Granuloma anular diseminado: esta erupción se define por una zona elevada con forma de aro o arco en la piel. Puede ser de color rojo, marrón rojizo o piel, y suele aparecer en las extremidades, como los dedos de las manos y las orejas. Consulte con su médico si observa erupciones de este tipo.

Video